Vivir De Lo Que Te Gusta: ¿es posible?


¿Cómo vivir de lo que te gusta?

La idea de vivir de lo que te gusta es una gran idea que vale la pena intentar. Sin embargo, siempre surgen dudas si realmente es posible llegar a vivir de lo que te gusta.

Vivir de lo que te gusta es posible. Para ello debes pensar como proveer valor haciendo lo que te gusta, identificar tu audiencia y analizar cómo puedes servirles. Si reflexionas por un largo período de tiempo te surgirán grandes ideas de como transformar lo que te gusta en una fuente de ingresos.

Gracias al Internet y a tantas plataformas como YouTube, Twitch, redes sociales, entre otras, cada vez más, encontramos personas viviendo de lo que le gusta, vemos personas viendo de jugar videojuegos online o chicas influencer ganándose la vida con un canal de maquillaje.

10 pasos para llegar a vivir de lo que te gusta

Las personas que viven de lo que les gusta se esforzaron para llegar allí, lo hicieron de una forma consciente y deliberada, no es algo que cae del cielo, ni de la noche a la mañana. Tienes que decidir vivir de lo que te gusta, creer que es posible y luego salir a hacerlo realidad.

A continuación diez pasos para empezar a hacer realidad tu sueño de vivir de lo que te gusta:

1. Identifica lo que te gusta

Tienes que tener claro qué es lo que realmente te gusta y si eso que te gusta lo quieres transformar en tu fuente principal de ingresos. Si aún no sabes lo que te gusta, ese sería el primer paso. En el momento en que lo tengas claro, debes dar el paso de tomar una firme decisión de que ha llegado la hora de convertir lo que te gusta en tu nueva forma de vida.

2. Planifica tiempo para hacerlo realidad

Miles de personas quisieran vivir de lo que les gusta pero ¿Cuántas se toma en tiempo para hacerlo realidad? Está idea que solo existe en tu imaginación, no se transformara en realidad sola o por arte de magia. No existe ningún hada madrina con una varita mágica que haga tu sueño realidad.

Tienes que sacar tiempo de tu ocupado horario, para pensar cómo vas a hacer para vivir de lo que te gusta. En este punto, es importante recordar, que la historia está llena de personas que tuvieron una idea que transformaron en realidad. Tu no eres diferente a esas personas, tú tienes las mismas capacidades innatas dentro de ti para convertir ideas en realidades.

3. Investiga el mercado

Seguramente ya existe alguien haciendo lo que tu quieres hacer. Aunque sea una sola persona en el mundo, puedes encontrar la evidencia de que, lo que quieres hacer alguien ya lo hizo. Si realmente no existe nadie (que lo dudo) tu puedes ser el primero.

Cuando planificas tiempo para convertir una idea en realidad, el primer paso que debes dar es usar todo ese tiempo para adquirir conocimientos sobre lo que quieres hacer. Lee todo los libros que hayan sido escritos sobre el tema, ve los videos que existan en YouTube, investiga a las personas que ya lo están haciendo, ponte en contacto con ellos de ser necesario y estudia la estrategia que están usando.

Piensa cómo puedes convertir lo que te gusta en algo que aporte valor a una audiencia o nicho de mercado y a cambio serás recompensado.

En un planeta con más de siete mil millones de personas, tu misión es identificar a un grupo de personas que le gusta lo mismo que a ti y pensar como aportarles valor. El dinero viene cuando compartes lo que haces.

4. Planifica una estrategia

No te saltes el paso anterior, porque una estrategia requiere de tener suficiente conocimiento del mercado. Debes dedicar un tiempo sustancial a investigar para luego dedicar tiempo a planificar.

En este punto debes identificar cual es tu modelo de negocio, cuál es la plataforma donde puedes llegar al mercado, que producto o servicios les vas a ofrecer, quien es tu audiencia y por último cómo vas a monetizar tu nueva actividad.

Debes usar tu imaginación para pensar en ideas creativas para poder transformar lo que te gusta en ingresos, a veces no será exactamente como quieres, puede que tengas que hacer uno o varios ajuste a tu estrategia hasta encontrar la manera.

5. Pasa a la acción

Ahora, que tienes conocimiento y una estrategia llegó la hora de actuar. Hay personas que se sienten abrumadas cuando tienen que pasar a la acción, sienten que construir un negocio a partir de los que les gusta requiere demasiados pasos. Sin embargo, la mejor forma de hacerlo es empezando en pequeño, un paso a la vez.

Si haces cinco acciones diarias que te ayuden a convertir tu idea en realidad es suficiente para llegar al objetivo. Las acciones de cada día se acumulan hasta que eventualmente  tienes un negocio en movimiento.

6. Pide ayuda

Durante el camino habrán momentos en los que no sepas qué hacer o si realmente lo que pensantes va funcionar. No te desanimes, siempre hay alguien que pueda ayudarte. En este punto, es importante aclarar algo, las personas (incluyéndome) muchas veces nos resistimos a la idea de pedir ayuda o pagarle a alguien para que nos ayude.

Lo que me he dado cuenta es que con la ayuda de otras personas tus sueños se pueden cumplir más rápido, y he aprendido a dejar ir el dinero a cambio de ayuda. A veces no queremos gastar dinero en nuestros sueños y esto es contraproducente. Queremos hacerlo todo solos y mientras menos gastemos mejor.

Todo lo contrario, busca ayudar, invierte dinero en convertir tu sueño en realidad y lo conseguirás más rápido.

7. Esfuerzo y constancia

Convertir una idea en realidad requiere grandes cantidades de energía, esfuerzo y perseverancia. Personalmente, en mi experiencia he descubierto que lo más difícil es la perseverancia. Es decir, el esfuerzo lo podemos poner, pero llega un punto en que si no vemos resultado, es fácil abandonar. Esa es una de las diferencias entre el que logra vivir de lo que le gusta y el que no.

El que lo logra nunca se rindió, fue constante.

8. Dedica tiempo a reflexionar

Tomarte el tiempo para reflexionar sobre este camino que quieres transitar es importante. Cuando no encuentres la salida o cuando sientas que tu estilo de vida actual (donde aún no vives de lo que te gusta) te mantiene retenido, te sientes como un cohete que quiere despegar a la luna y la gravedad trata de retenerlo en la tierra, reflexiona.

Algo que me ha ayudado bastante es sentarme a pensar en aquel problema que impide que logre lo que quiero. La idea es pasar varios días, unos minutos diarios  reflexionando y pensando en una solución. 

Para convertir una idea en realidad tenemos que usar nuestra habilidad innata más importante y la que nos separa del resto de las especies, PENSAR.

9. Enfócate en ti

Cuando decides cambiar y tomas la decisión de hacer lo que sea necesario, habrá mucha resistencia.

Imagina lo siguiente, estás en un trabajo que no te gusta y todas las personas a tu alrededor, tus compañeros de trabajo y amigos, también tienen trabajos que no les gusta, un día te ven emocionado por esta nueva idea y ven que estás haciendo todo lo necesario para cambiar. En ese momento, las personas a tu alrededor empiezan a resentir tu cambio.

Empezaran a ver una nueva persona haciendo lo que le gusta. Mientras que ellos se mantienen en el mismo lugar, con las mismas costumbres y la misma vida que no les gusta. Te empiezas a convertir en una persona diferente a las condiciones que ellos viven. Por experiencia propia, el día en que decides cambiar para mejor, tus amigos no te verán igual.

Por eso enfócate en ti y haz esto por ti, sin importar lo que otros te digan o piensen. Vivir de lo que te gusta requiere mucha energía y tiempo para hacer ese sueño realidad. Y el tiempo que dedicabas a socializar y compartir, tendrás que usarlo en conseguir lo que quieres, por lo tanto empezarás a pasar menos tiempo con tus amigos y más tiempo con tus sueños.

10. Cuida tu diálogo interior

Por último, hay alguien más que colocara resistencia y ese alguien, eres tú.

Tu mismo trataras de convencerte de que no es posible, tus creencias limitantes, tu diálogo interno te hará dudar de si lo que estás haciendo realmente vale la pena.

Tendrás que aprender a lidiar contigo mismo. Quizás mientras lees este artículo ya estás dudando de que en tu caso no es posible vivir de lo que te gusta. Esto es una creencia limitante. Te estás convenciendo a ti mismo de no intentarlo.

Hay una frase de Suzy Kassem que dice «Las dudas matan más sueños que el fracaso». Las personas se convencen a sí mismas de que no es posible incluso antes de intentarlo. Si eres hombre o incluso si eres mujer, cuántas veces deciden no hablarle a una chica hermosa o un chico, porque piensas que te va a rechazar. Te convences de que algo no va a funcionar, sin siquiera intentarlo.

Este sueño que tienes vale la pena. Es tu vida y qué mejor forma de vivirla que haciendo lo que te gusta.

Cinco razones para vivir haciendo lo que te gusta

  1. Te sentirás más satisfecho
  2. Serás más productivo
  3. Inspiraras a otros
  4. Serás exitoso
  5. Es posible

1. Te sentirás más satisfecho

Cuando haces todo lo necesario por convertir una idea en realidad y lo logras, el sentimiento es increíble. El hecho de vivir de lo que te gusta de por si se siente bien.

He estado en trabajos que no me gustan y he pasado cuarenta horas semanales haciendo lo que no me gusta cada día y no se siente nada bien, cada día te sientes insatisfecho con tu vida. Sabes dentro de ti que hay algo mejor en lo que puedes estar usando tu tiempo y tu vida.

Te sentirás satisfecho a partir del día en que empieces a hacer lo que te gusta.

2. Serás más productivo

Cuántas veces no escuchamos a los grandes gurús como Steve Jobs, Elon Musk, entre otros, reafirmar lo importante que es hacer lo que te gusta. Las personas que están en la cima saben que la única manera de dedicar horas y más horas al trabajo es haciendo algo que realmente te guste.

Si no te gusta lo que haces lo harás a media e incluso si te esfuerzas y haces un buen trabajo, no serás tan productivo en comparación con un trabajo que te llena por dentro y en el que puedes pasar cientos de horas haciéndolo.

3. Inspiraras a otros

Cada persona que logra llegar a vivir de lo que le gusta es una inspiración para otra que aún no ha llegado allí. Cuando realizas los pasos para ir de donde estas a donde quieres llegar, uno de los primeros pasos es investigar el mercado y mientras investigas encontrarás a las personas que ya están viviendo de lo que les gusta. Escuchar y ver a estas personas es inspirador.

Recuerdo cuando investigué mi mercado, encontré a una persona con un blog impresionante, solo ver lo que había construido era inspirador, al punto que lo contacte para saber como lo había conseguido.

4. Serás exitoso

La definición de éxito es un término subjetivo, cada quien define el éxito bajo sus propios términos. Cuando imagino lo que realmente sería ser exitoso pienso en vivir una vida en la que eres feliz haciendo lo que te gusta.

Hay personas que definen el éxito en términos de dinero, sin embargo cuando alcanzan la fortuna que estaban buscando, no se sienten bien consigo mismo si lo que hicieron para llegar allí no les gustaba, aun cuando tienen todo el dinero del mundo. Alcanzar el éxito a costa de la felicidad no es el verdadero éxito.

Earl Nightingale define el éxito como la realización progresiva de una meta o ideal digno. Si nos guiamos por esta definición: el día en que decides convertir lo que te gusta en tu medio de vida y cada día haces algo para lograrlo, te conviertes en una persona exitosa.

5. Es posible

Si hace cien años le hubieras dicho a una persona que viviera de lo que le gusta, te hubiera mirado como si estuvieras loco, en esa época si eras hijo de herrero probablemente tú también fueras herrero, si tu padre era agricultor es posible que tu fueras agricultor. Las opciones eran muy limitadas en aquellos tiempos.

Pero el mundo ha cambiado, y ahora sí es posible plantearse este escenario, en el que cada persona esté viviendo de lo que le gusta. ¿Por qué no hacer algo que es posible?

Por qué las personas no viven de hacer lo que les gusta

Hay varias razones por las que las personas no viven de lo que les gusta.

  1. No saben que les gusta
  2. No creen que es posible
  3. No se lo han planteado
  4. Miedo al cambio
  5. Las excusas son mayores al deseo
  6. No están dispuestos a dejar ir

1. No saben que les gusta

Si le preguntas a una persona como se ve dentro de cinco años o que le gustaría estar haciendo, no tienen idea. Las personas por lo general tienen claro que es lo que no les gusta. Pero no se han tomado el tiempo para pensar que les gustaría hacer.

El primer paso es buscar dentro de ti que es lo que realmente quieres estar haciendo.

2. No creen que es posible

Hay personas que saben lo que les gusta pero no creen que es posible para ellos vivir de eso. Incluso cuando ven a otras personas viviendo de lo mismo que ellos quieren hacer. Se limitan a sí mismos al pensar que no es posible.

Esto se conoce como creencias limitantes, ideas grabadas en tu mente que te impiden ir más allá de lo que crees que es posible.

Las creencias se pueden cambiar, si en el momento en que te planteas vivir de algo surge una idea de que no puedes, esto es genial, porque ahora eres consciente de que tienes una creencia limitante y ahora, puedes eliminarla y cambiarla.

3. No se lo han planteado

Hay personas que saben lo que les gusta, incluso creen que es posible para ellos, pero nunca se plantean hacerlo, no se toman el tiempo para sentarse a investigar el mercado y planificar la estrategia. Viven la vida día a día en la rutina sin plantearse que es posible cambiarla.

Si sabes lo que quieres y crees que es posible, tomate el tiempo, siéntate y escribe con papel y lápiz como hacerlo realidad.

4. Miedo al cambio

El miedo al cambio es común por que cuando quieres ir por algo nuevo no sabes realmente cuál será el resultado. Da miedo la incertidumbre y el no saber qué va a pasar. Para llegar a vivir de lo que te gusta tienes que superar el miedo del «que será sí» o el «que dirán si» para atreverte a vivir de lo que te gusta.

Una técnica para superar el miedo al cambio es pensar en cómo sería tu vida si nunca haces lo que te gusta, cómo te sentirías en los últimos días de tu vida si no fuiste valiente para vivir la vida que querías, esto da tanto miedo que te impulsa a tomar acción.

5. Las excusas son mayores al deseo

En su famoso libro «Piense y hágase rico» de Napoleón Hill habla sobre el deseo y dice que un deseo débil trae resultados débiles y un deseo fuerte trae resultados fuertes.

Cuando tu deseo es débil, las excusas pueden más. Es fácil sentarte a escribir una lista de todas las razones por las que convertir lo que te gusta en tu medio de vida no puede hacerse realidad. El día en que te sientes a pensar todas las razones por las que si lo puedes lograr, te sentirás forzado a hacer algo al respecto.

Para superar las excusas haz una lista de cómo lograrlo.

6. No están dispuestos a dejar ir

El apego a tu realidad actual puede ser más fuerte que tu visión de lo que es posible. Puede que estés tan apegado a tu trabajo (aunque no te guste), a tus compañeros de trabajo, al lugar donde vives, que no quieras soltarlo por algo mejor.

Incluso si todo en tu vida es bueno, puede que estés apegado a lo bueno y no quieres dejarlo ir por algo mejor. Hay un dicho que dice “lo bueno es el enemigo de lo grandioso”.

Se lo que se siente estar apegado a lo bueno porque he estado allí, es difícil dejar ir un hábito o grupo de personas por algo mejor, siempre quieres regresar a ese hábito o a ese grupo, aun cuando sabes muy bien que te frenan a alcanzar algo mejor. Te sientes bien y cómodo en ese lugar.

Para superarlo aprende a dejar ir recordando que en la vida nada es para siempre.

Vivir de lo que te gusta pensamientos finales

Espero haberte inspirado a imaginar cómo sería tu vida viviendo de lo que te gusta. Estoy seguro que vivir de lo que te gusta no será el camino más fácil, ni el más cómodo, ni siquiera el más seguro, pero será el camino que valga la pena.

Pregúntate ¿Qué más quieres hacer con tu vida? Quieres vivir haciendo algo que no te gusta o prefieres transitar el camino y al menos intentar convertir lo que te gusta en tu medio de vida.

El cambio lo puedes hacer en un instante, puede que incluso después de leer este artículo algo en ti cambie y quieras ir por lo que quieres. Sin embargo, hacerlo realidad puede llevar mucho tiempo, he estudiado personas que viven de lo que les gusta y algunas les llevó más de una década en lograr vivir de ello.

Creo que allí está uno de los secretos, ¿Cuántas personas aguantan una década intentándolo, una y otra vez? Solo las personas convencidas de que pueden convertir su idea en realidad.

Publicaciones Recientes