11 Consejos Para Hacer Un Showroom Exitoso


A continuación vas a encontrar 11 consejos basados en mi experiencia en la planificación, organización y gestión de un showroom, para configurar tu espacio y puedas prestar la mejor experiencia al cliente, haciendo de tu showroom todo un éxito.

  1. Elabore el recorrido del cliente
  2. Permite a los cliente sumergirse en la experiencia
  3. Permite compras en cada fase del recorrido
  4. Atender a las compras impulsivas y oportunidades de ventas adicionales
  5. Crea puntos de atención
  6. Incluye un ordenador para ver el catálogo
  7. Crea una atmósfera cálida
  8. Brinda experiencias de compra personalizadas
  9. Recopila información de contacto del cliente
  10. Incluye una zona de prueba
  11. Piensa en la seguridad

En mi caso, abrimos un showroom para una tienda online de ropa y zapatillas deportivas, que buscaba exponer sus productos al mercado local. Durante la fase de planificación existieron muchos detalles que pensar. Estos consejos pueden ser aplicados a cualquier showroom ya sea de ropa, electrónica, zapatos, gafas o cualquier otra categoría.

Durante estos 11 consejos te enseñaré lo que he aprendido y cómo lo puedes implementar en tu showroom.

1. Elabore el recorrido del cliente

Lo primero a tener en cuenta es el espacio con el que cuentas y tener claro el recorrido que quieres que hagan los clientes en el showroom. Piensa en las tiendas de Ikea y como hacen que la gente recorra toda la tienda de principio a fin.

El mismo principio lo puedes aplicar a tu showroom por muy pequeño o grande que sea, quieres que tenga un inicio, un recorrido y un fin, para que las personas puedan ver todos los productos que tienes para ofrecer, sin saltarse ninguna etapa del proceso.

2. Permite a los clientes sumergirse en la experiencia

Un showroom puede ser una experiencia muy diferente a una tienda tradicional, porque puedes transformar un espacio en una temática que permita a los clientes sumergirse en el proceso de compra.

Si trabajas con marcas, le puedes solicitar que te envíen mobiliario, estanterías, alfombras, entre otros, para crear un diseño diferente. Por ejemplo, en el showroom de la tienda deportiva, colocamos en el suelo una zona estilo «pista de carrera» que le daba un toque especial al espacio.

Las diferentes marcas con las que trabajamos se mostraron muy abiertas con la idea y nos enviaron material promocional, que nos permitió transformar el showroom en un ambiente deportivo.

Piensa bien en la decoración y la temática de tu showroom para que puedas crear un espacio único.

3. Permite compras en cada fase del recorrido

Una de las desventajas de un showroom es que a diferencia de una tienda no tienes todos los productos disponible en ese lugar, solo tienes producto de exposición, una forma de incentivar más compras es poner a disposición de los clientes lápiz y papel, para que puedan anotar los modelos de los productos que desean comprar (al estilo Ikea).

Cuando lleguen al final del recorrido tendrán la lista de los productos que han anotado. En nuestro caso, una vez el cliente decidía lo que quería comprar, realizamos la compra por el online y llamamos al almacén que está cerca para la entrega del producto al momento.

Si no tienes el almacén cerca puedes simplemente enviarle el producto al cliente, quien lo recibirá en su casa unos días después de su visita al showroom.

4. Atender a las compras impulsivas y oportunidades de ventas adicionales

Esto es muy importante si quieres generar ventas extras en tu showroom.

Lo primero son las ventas impulsivas, es bueno tener stock disponible para las ventas que se hacen en el momento, generalmente son productos económicos, que no requieren que la persona piense si desea comprar o no, simplemente lo compra porque le llama la atención, lo quiere y el precio no es una barrera.

Este tipo de productos hay que tenerlos disponibles, porque son productos que el cliente no quiere esperar a recibirlo en casa o no quiere pagar los gastos de envío, por lo tanto un pequeño stock de esos productos en el showroom es una buena idea.

En nuestro caso en la tienda deportiva, teníamos calcetines, accesorios económicos y barras energéticas en la zona de pago al lado de la salida, era lo último que veía el cliente justo antes de salir. Por si se sentía tentado a llevar algo en último momento.

Por otro lado, están las oportunidades de ventas adicionales, tienes que estar atento de lo que el cliente viene a buscar y lo que decide llevarse, por si puedes ofrecerle algún complemento o algo adicional relacionado a su compra principal.

5. Crea puntos de atención

Puedes crear zonas que sobresalgan para atraer la atención de la persona, no quieres que todo el recorrido sea monótono y sin nada que recordar. En nuestro caso, un estante en el medio del showroom con los mejores relojes de carrera que podías encontrar, también teníamos en una sección con una sola zapatillas último modelo de alta gama, que exhibimos dentro de una vidriera, como si de una copa de oro se tratara.

Ambos puntos atraían la atención de los clientes y los motivaba a preguntar y a hablar sobre los relojes o la zapatilla.

6. Incluye un ordenador para ver el catálogo

A veces no es posible que tengamos en el showroom todo lo que deseamos mostrar, quizás tenemos muchas más cosas que queremos que el cliente vea o productos por los cuales el cliente pregunta, aunque no lo tenemos disponible en el showroom, si los tenemos disponibles en la tienda online.

Por eso incluimos un espacio con un ordenador donde las personas tengan acceso a la tienda online y puedan hacer un recorrido por todo el catálogo de producto e incluso realizar su compra por internet en el momento. El ordenador también sirve para que vean precios, modelos, colores disponibles, tallas, etc.

7. Crea una atmósfera cálida

Un showroom es un momento para pasarla bien, desconectarte de lo cotidiano y lo común, adentrándote en un espacio donde básicamente vas a divertirte mientras compras. Si te fijas en algunos supermercados, siempre tienen música y la temperatura del ambiente es refrescante, incluso a veces te encuentras cantando en el pasillo porque tienen tu canción favorita sonando, esto no lo hacen todos los supermercados y he notado que a veces me siento atraído a ir al que presta la mejor experiencia.

Lo mismo ocurre con el showroom, puedes crear un espacio que las personas se sientan a gusto, con ganas de volver y recomendar, incluso hay algunos donde te brindan café como si estuvieras en casa de un amigo.

8. Brinda experiencias de compra personalizadas

Cada cliente es único y va por alguna razón en particular, el showroom al ser un espacio más reducido que una tienda, se presta para dar una atención exclusiva a cada cliente. Recuerdo cuando inauguramos el showroom deportivo, teníamos a un especialista en carreras, que estaba allí para responder cualquier duda técnica, esto era ir un paso más allá de lo común, no en todas las tiendas cuentan con un especialista.

9. Recopila información de contacto del cliente

En un showroom puedes aprovechar el momento para obtener el correo electrónico de tu cliente y solicitarle permiso para enviarle las ofertas y novedades de tu negocio. Esto es sumamente importante y es algo que pasan por alto los dueños de negocios. Una lista de correos es un activo que se puede volver rentable si lo sabes usar.

10. Incluye una zona de prueba

No se te olvide dejar un espacio para que las personas puedan interactuar con los productos que vendes, ver, tocar, probar, utilizar y sentir, esto realza la experiencia y es algo que hacen los showroom para incentivar las compras, lo vemos todo el tiempo, por ejemplo:

Si vas a un showroom de teléfonos móviles, tienes todos los teléfonos encendidos en un mostrador donde puedes utilizarlos. En el caso de un showroom de autos, te dejan verlo por dentro, sentarte, sentir el volante y oler el interior del auto nuevo. En el caso del showroom de ropa, ten un probador, un perchero, una silla y un espejo.

Este es el gancho ideal y paso final para cerrar tus ventas.

11. Piensa en la seguridad

A veces pasamos por alto la seguridad, es difícil estar pendiente de todos y cada uno de los visitantes sobre todo cuando es una sola persona la que atiende y hay más de un cliente presente. Una solución que implementamos en nuestro showroom fue instalar cámaras de seguridad, esto ayuda a que las personas se lo piensen dos veces antes de hacer algo malo.

Diferencia entre un showroom y una tienda

El showroom es un espacio dedicado a la exhibición de productos seleccionados, mientras que una tienda es un espacio donde se encuentra todo el stock de un negocio.

TiendaShowroom
En una tienda puedes encontrar todo los productos que tiene disponible un negocio.En un showroom los productos son seleccionados y se exhiben solo los más relevantes que quieran exponer.
Las tiendas pueden ser de varios tamaños, las hay pequeñas, medianas y grandes superficies.Los showroom por lo general son espacios de tamaño reducido.
Puedes comprar lo que necesites al instante.Puede que lo que quieras, tienes que encargarlo o comprarlo a través de la tienda online.
Existen productos que están cerrados en su cajas que no puedes abrir para probar y manipular. En el showroom por lo general puedes ver, tocar y utilizar los productos de exhibición.

Hoy en día vemos en muchas tiendas que crean espacios de showroom dentro de la misma tienda para exhibir los productos y así mejorar la experiencia de compra.

Showroom virtual

Las salas de exhibición digitales, también conocidas como showroom virtual, son una solución innovadora que permite a las marcas y compradores minoristas participar y vender productos a través de una plataforma en línea. Pueden explorar sus nuevos productos o colecciones digitalmente y luego realizar órdenes de compra directamente en la misma plataforma.

A medida que la tecnología evoluciona y cada vez más personas desean realizar sus compras online sin salir de casa, es probable que la tendencia al showroom virtual sea cada vez mayor, esto permite resaltar la experiencia de compra online.

Si a eso le sumamos la llegada de la realidad virtual, podemos esperar en unos años, vivir la experiencia de una showroom tan real como sea posible sin estar físicamente presentes.

Incluso puedes hablar con un representante de venta online como si estuvieras en el showroom a través de videochat para aclarar todas tus dudas y finalmente realizar la compra en la tienda online, para recibirla en casa unos días después.

Publicaciones Recientes