10 Tips Para Iniciar Un Proyecto De Hidroponía Casera

La hidroponía casera, puede representar alimentos para tu familia o un experimento previo para dar el paso a la hidroponía como negocio. Un cultivo hidropónico casero te ayudará a familiarizarte con este tipo de cultivos, dominar la técnica y conocer los problemas del día a día.

De cualquier forma, bienvenido al club de los productores de alimentos del mundo, a continuación encontrarás recomendaciones y aspectos a tener en cuenta que vienen de la experiencia personal con el cultivo hidropónico.

Existe varios aspectos a considerar antes de comenzar un proyecto de hidroponía casero:

  1. Área disponible para hacer el galpón.
  2. Tipos de estructuras de los galpones hidropónicos.
  3. Materiales del galpón hidropónico.
  4. Memoria descriptiva del galpón.
  5. Tipos de cultivos.
  6. Tipos de sustratos.
  7. Nutrientes básicos de la planta.
  8. Tipos de fertilizantes.
  9. Cuidados diarios.
  10. Recomendaciones.

En este artículo explicaremos cada uno de los puntos mencionados y compartir contigo los aspectos básicos a tener en cuenta en cada uno de ellos antes de empezar con tu proyecto de hidroponía casero, estos consejos están basados en mi experiencia personal, errores y aprendizajes, al final del artículo compartiré una breve historia de un proyecto de hidroponía casero personal.

1. Área disponible para hacer el galpón

Lo primero a tener en cuenta es el área disponible para construir el galpón la cual debe estar expuesta a los rayos solares, durante todo el día, para garantizar el proceso de fotosíntesis de las plantas.

La pared del galpón con mayor área debe estar orientada al Este. Los vientos generalmente van de Norte a Sur. Hay que evitar que paredes, edificaciones y/o árboles impidan la entrada de luz solar y vientos, en lo posible.

2. Tipos de estructuras de los galpones hidropónicos

La estructura de los galpones hidropónicos son livianas con cubiertas de plástico que pueden ser semi circulares, elípticas, plano un agua o doble agua. El más fácil de construir y te permite un mayor ancho de galpón es el doble de agua.

Los galpones se construyen según el ciclo de vida del tipo de cultivo; la época principal de cosecha y el clima. Por ejemplo:

Si la zona tiene un clima caluroso y se desea cosechar en verano es importante la ventilación del galpón, tomar en cuenta la dirección del viento y fabricar caballetes en la cumbrera del galpón. La altura del galpón debe estar por encima de los 2,5 metros en su parte más baja, este diseño de galpón ayuda a refrescar el ambiente de las plantas, de lo contrario hay que refrescar y humidificar el ambiente con otro sistema requiriendo una mayor inversión.

Si la zona tiene un clima templado y se desea cosechar en primavera u otoño, el verano es benigno es decir la temperatura no se eleva por encima de 30°C, la cumbrera del galpón puede ser cerrada, es decir un techo doble agua sencillo.

3. Materiales del galpón hidropónico

Hay que adaptarse a lo que existe en el mercado y al presupuesto disponible.

Por ejemplo, generalmente es más económico el hierro que la madera, construir un galpón con estructura de hierro es más recomendable. Veamos los materiales de un galpón doble agua sencillo sin caballete de 6 x 3 metros:

  1. Las columnas pueden ser de tubos hierro galvanizado circulares de 2″ pulgadas(50mm), espesor de lámina del tubo 0,9 mm.
  2. Las cerchas pueden ser de perfil tubular de hierro 3 x 1 pulgadas, espesor de lámina del perfil 0,9 mm.
  3. Pletina de hierro 2″ x 1/8″ pulg.
  4. Alambre galvanizado diámetro 2 mm.
  5. Tensores roscados o de trinquete
  6. Plastico para invernadero de espesor 100 micras(film), ancho el requerido.
  7. Polisombras al 35%, o mallas antiafidas.
  8. Cabilla estriada de 3/8″ pulgadas
  9. Concreto
  10. Pintura anticorrosiva y esmalte.

Nota importante a tomar en cuenta:

  • Esmerilar los bordes afilados, donde va el techo de plástico, para evitar rotura en el film.
  • El diseño del galpón propuesto es para vientos de 5 a 10 Km/hr.
  • La cruceta de las columnas van en el primer y último módulo.
  • Sin carga de tutores.

4. Memoria descriptiva del galpón

Lo primero que hay que hacer una vez seleccionada el área, es realizar un croquis con dimensiones precisas. Marcar en el suelo donde van las bases, cavar los huecos un mínimo de 50 cms de profundidad por 50 x 50 cms, fabricar parrilla de 45 x 45 cms con cabilla estriada de 3/8″ separación 20cms entre cabillas estriada y colocar en el hueco separado 5 cms del suelo; paralelo a este trabajo cortar las columnas y soldar dos cabillas estriadas de 3/8″ x 15 cms de largo, en el extremo que se vaciará en concreto.

Colocada las columnas, antes de fraguar el concreto verificar por dos caras, su verticalidad con un nivel gota de agua y la altura de las columnas deben ser iguales, verificarla con una manguera transparente llena de agua.

En el otro extremo de las columnas soldar una pletina 2 × 1/8, longitud 26 cms, como placa de transición entre columna y viga.

Fabricar cercha con perfil tubular rectangular 3″ x 1″; longitud 3,10 metros para techo doble agua, soldar refuerzo con el perfil tubular 3″ x 1″ longitud 1 metro; en la parte superior de la cercha.

Soldar refuerzos que une la cercha a la columna con perfil tubular 3″ x 1″ longitud 1 metro.

En la cercha en cada extremo del perfil tubular soldar pletina 2″ x 1″ x 1/8″, con orificio de 1/4″(6,35mm), permitirá fijar el alambre diámetro 2 mm que sostendrá el film del techo.

Se coloca un alambre galvanizado de 2mm con tensor que va por dentro manguera de riego de baja calidad entre columna y columna en la parte superior e inferior, lateral. Hay se fija el film del techo y el polisombra en la parte superior y en la parte inferior se fija el polisombra.

La parte frontal y trasera se coloca polisombra, es por donde corren los vientos (norte -sur).

Hay que construir una puerta metálica preferiblemente corrediza con cubierta de polisombra.

Toda la estructura debe ser pintada con anticorrosivo y luego esmalte, son ambientes de alta humedad, que tienden a oxidar las estructuras de hierro, excepto el galvanizado.

5. Tipos de cultivos

Los cultivos dentro de un galpón son para plantas donde se pueden incrementar su densidad y cultivar todo el año, a tal nivel que pague la inversión del galpón en un tiempo razonable, de lo contrario, no vale la pena.

Hay una variedad enorme de cultivos que se pueden hacer con la técnica hidropónica, veamos una clasificación que involucra parte de la inversión, y su uso más corriente. Los cultivos solo en agua, cultivos en sustrato con y sin tutores.

Los cultivos solo en agua: son aquellos de baja altura como la lechuga, perejil, acelga, espinaca, cebollín, ajo porro, albahaca. Es posible que requiera una línea tutorial, a lo largo del cultivo según la variedad.

Los cultivos en sustrato sin tutores: son cebollas, rábanos, remolachas, fresas, aji dulce y picante y todos los cultivos solo en agua se pueden cultivar en sustratos, lo cual resulta estratégico a la hora de cambiar de tipo de cultivo si invertir.

Los cultivos en sustrato con tutores son: tomate, pimiento, pepino, pepinillo, calabacín, parchita. 

Los cultivos en sustratos se hacen en canteros, de 30(ancho) x 20(altura) cm x el largo del galpón, restando los pasillos. El concepto a utilizar es aprovechar el espacio físico al máximo. Cada centímetro cuadrado cuenta.

Los cultivos como el tomate, pimentón, pepino, parchita, parcha, lechuga, cebolla, remolacha, berenjena, rábanos, albahaca, espinaca, acelga, cebollín, ajo porro, perejil, orégano, alfalfa, forrajes, menta, berro, se pueden cultivar por el sistema hidropónico entendiéndose como cultivos sin tierra. Veamos a continuación los diferentes tipos de sustratos.

6. Tipos de sustratos

Aclararemos algunos conceptos, algunos autores cuando hablan de cultivos hidropónicos se refieren a cultivos en agua por tuberías o piscinas dentro de un galpón con techo traslúcido o transparente y paredes con mallas tipo polisombra o antiáfidos. Cuando el cultivo es con sustrato pero sin tierra, con techo traslúcido o transparente con paredes de polisombras o malla antiáfidos le llaman cultivo protegido.

Sin importar la terminología, lo importante es que tengas éxito en tu proyecto de cultivos.

Tipos de sustratos: arena, grava, aserrín, fibra de coco, cáscara de arroz o mezclas con los anteriores.

Hay diferentes formas de contener el sustrato:

  • La más eficiente por ocupar poco espacio en los pasillos entre hileras de cultivos, es tela de rafia negra, llamada ground cover (Polybarq) (resistente a los rayos ultravioleta), doblado en forma de U, ancho 30 cm y alto 20 cm, soportado verticalmente por cabillas lisa de 1/4″ enterradas al suelo y sujeto con alambre galvanizado de construcción, la longitud del cantero es la longitud del galpón respetando los pasillos.
  • También puedes usar film de plástico negro de 100 micrones, con orificios en el fondo para el drenaje del exceso de la solución nutriente, con el diseño anterior, pero su durabilidad es inferior debido a los rayos ultravioleta.
  • Se puede usar una hilera de bloques de cemento o arcilla (40 x 20 x 10 cm) como paredes para contener el sustrato. Colocar plástico en la tierra para evitar el contacto tierra-sustrato. No se recomienda porque se pierde 40 cm entre hileras de cultivos. La idea es aprovechar al máximo el espacio físico para el cultivo.

7. Nutrientes básicos de las plantas

Es muy importante conocer los elementos químicos que nutren las plantas y que efecto produce en la planta. Empecemos por la planta una vez pasa la etapa de germinación.

Lo primero que tenemos que hacer es ayudar al enraizamiento de la planta. ¿Cómo lo logramos? Hay un elemento químico llamado fósforo(P) que nos ayudará al crecimiento de las raíces, por supuesto acompañado de otros elementos químicos que mencionaremos más adelante

Lo segundo: Mantener la observación en el crecimiento de las raíces, entre 7 a 14 días, tendrás un buen enraizamiento, luego se baja la cantidad de fósforo y se incrementa la cantidad de nitrógeno para incrementar el follaje y tallo que puedes ver día a día.

Lo tercero: Una vez que tengas un follaje frondoso, bajas la cantidad de nitrógeno, e incrementa la cantidad de potasio, para impulsar la producción de flores y frutos.

8. Tipos de fertilizantes

En el mercado hay muchos tipos de fertilizantes, para cultivos hidropónicos se necesita preferiblemente fertilizantes hidrosolubles, por qué los fertilizantes granulados son de lenta disolución, requieren mayor tiempo de agitación y dejan en el fondo del tanque el material que encapsula el elemento químico que generalmente representa el 50% del peso del fertilizante.

El fertilizante hidrosoluble se diluye como la sal en el agua, con poca agitación, desaparece sin dejar rastros de su presencia sólo deja el color que el fabricante le coloca para diferenciarlos entre otros.

Los elementos químicos más importantes en la agricultura son el nitrógeno(N), fósforo(P), potasio(K), magnesio(Mg), llamado NPK Mg, por sus siglas de la tabla periódica. En el mercado normalmente se dice por ejemplo 10-20-25-3, queriendo decir que el fertilizante tiene 10 % en peso de nitrógeno, 20% de fósforo y 25 % de potasio, 3% de magnesio. Pero hay otros elementos químicos que participan en el proceso de crecimiento y producción de la planta, tales como el calcio, magnesio, azufre.

Hay microelementos que participan en el desarrollo de la planta tales como hierro, manganeso, zinc, cobre, molibdeno, boro, cloro.

Efecto del elemento químico en las plantas:

  • El nitrógeno actúa en el crecimiento y follaje de la planta.
  • El fósforo participa en el enraizamiento de la planta
  • El potasio en las flores y frutos
  • Magnesio participa en la clorofila de las hojas.
  • El calcio en tallos y raíces.
  • Azufre en las hojas.

9. Cuidados diarios

Hay que establecer una rutina que debemos realizar cada día para asegurarnos del cuidado adecuado de las plantas, esta rutina incluye:

Riego diario con solución de nutrientes.

La observación de las hojas, tallos y cogollos es sumamente importante y se recomienda usar una lupa de gran aumento. Para descubrir insectos, zonas quemadas, hojas cortadas o cualquier anormalidad en la planta.

Cualquier cambio en las plantas es necesario detectarlo pronto y tomar acciones correctivas antes de perder parte de la planta o el cultivo completo.

10. Recomendaciones

Antes de abordar el mundo de los cultivos y la construcción de un galpón hidropónico es importante adquirir conocimientos básicos de cultivos, fertilizantes, riego, hidráulica, química, botánica y entomología (estudio de los insectos).

Hay varias recomendaciones a tener en cuenta que te permitirán tener éxito:

Uno de los problemas difíciles de resolver es la distribución de la solución nutriente en todas las plantas por igual. Las siguientes recomendaciones van a reducir ese problema.

  • Si se utilizan canteros es importante nivelar el suelo.
  • La tubería principal que lleva la solución nutriente debe llegar al centro de los canteros y luego distribuirse con una tubería de diámetro inferior hacia los extremos.
  • Generalmente las plantas que están al final del cantero reciben menos solución nutriente, esto ocurre cuando las longitudes del cantero sobrepasa los 20 metros, la bomba no eleva suficiente presión o hay un mal diseño en la selección de las mangueras de riego.

Antes de construir el galpón, selecciona el cultivo de tu preferencia, y siembra en varios envases, estos te permitirán evaluar el trabajo diario y lo más importante los insectos que hay en la zona. En la primera cosecha la presencia de insectos es poca, para el segundo ciclo de cultivos su presencia será más intensa.

Está evaluación te permite prepararte para enfrentar la plaga. Preseleccionar el tipo de control que vas a realizar contra las plagas.

Si utilizas fibra de coco ten en cuenta que generalmente procede de la orilla del mar, trayendo consigo arena de mar que hace que el sustrato sea alcalino, se hace imprescindible un lavado con agua dulce de la fibra hasta que el PH sea neutro.

Utilizar cáscara de arroz, no es muy recomendable porque tiende a contener bacterias y virus dentro de la cáscara, a menos que se someta a una desinfección con hipoclorito de sodio, al 3% por 24 horas y luego una lavado intenso para retirar el hipoclorito

El aserrín, es un buen material como sustrato, pero hay que evitar el uso de aserrín de pino porque contiene una resina que evita la absorción de la solución de nutrientes, en consecuencia pierdes nutrientes que salen fuera del cantero.

Las columnas del galpón son de tubo galvanizado de 2″, se recomienda que el concreto de la base se eleve 20 cm por encima del suelo, para evitar que la solución nutriente corroa el tubo galvanizado.

Experiencia personal

En un espacio de la casa realice una instalación hidropónica con el sistema NFL con el objetivo de producir lechugas en un invernadero. Las dimensiones del espacio eran 3 x 4 metros, coloque un techo de plástico entre pared y pared con inclinación lateral aproximado 20% de pendiente.

Sobre una estructura de hierro con una altura de 1200 mm, instale 4 tubos de PVC para desague (pared de 1mm de espesor)de 50 mm(2 pulg.) de diámetro y 3000 mm de largo, los tubos se colocarán con pendiente del 1%, las perforaciones en el tubo eran de 25 mm, cada 150 mm realizada con una sierra copa.

En el extremo de entrada de las tuberías de PVC de 50mm se coloca un tapón donde entran las mangueras que viene de la bomba centrífuga de 1/4 HP, 3.500 rpm.

En el extremo de salida de las tuberías de PVC, se colocó un tubo de PVC de 76 mm (3 pulg.), como recolector de la solución nutriente que va directo al tanque que almacena la solución nutriente.

En un depósito de la casa coloque la bandeja con agua y los 80 cubos de lana de roca con sus respectivas semillas, a los 7 días ya germinaron con raíces y las primeras hojas, lista para ser transferida a los tubos de PVC.

La falta de experiencia y conocimiento origina varios problemas:

  • El sitio tiene las paredes altas impidiendo la circulación de aire trayendo como consecuencia una temperatura elevada en el ambiente.
  • El tanque de almacenamiento de la solución de nutrientes, ubicado en el área de siembra le insidia el sol directamente, sumado que el riego arrastra el calor almacenado en los tubos de PVC, elevando la temperatura de la solución por encima de 50 grados centígrados.
  • El fertilizante que se usó desde el comienzo fue a base de nitrógeno, obteniéndose unas lechugas con pocas raíces, de tronco alto y follaje escaso.

Publicaciones Similares